Top citas
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

BLOG Comentarios

13 Enero 2018
¡Ojalá te guste Miguel! Cuando lo pruebes nos cuentas
13 Enero 2018
Lo probaré!

Noveno mes de embarazo. Semana 37 - 41.

bebe recien nacido

 

¡Qué nervios mami! ¡Estás a punto de salir de cuentas!

A estas alturas tu bebé debería pesar alrededor de los 3 Kg, aunque esto puede variar, especialmente si esperas gemelos, y ya está completamente desarrollado. Tu bebé está practicando ya dentro de ti para la vida que le espera fuera.

 

TU FUTURO BEBÉ:

A estas alturas tu bebé puede estar ya colocado cabeza abajo preparado para salir, aunque pueden no girarse hasta el momento del parto. Seguramente ya no lo notes moverse tanto, pero por el contrario las pataditas debajo de tus costillas serán constantes.

Su cráneo todavía es blando para que pueda nacer con mayor facilidad y sus huesos no se fusionarán hasta después de nacer.

Seguramente ya te estás imaginando cómo será tu bebé cuando nazca y lo primero que te viene a la cabeza es la típica foto del bebé modelo sonriente. Esto será verdad al cabo de unos días, pero piensa que, recién nacido, puede tener los ojos hinchados, algún que otro sarpullido o decoloración en la piel, estar cubierto de pelo o tener la cabeza algo deformada por el esfuerzo. Deja pasar unos días para que tu bebé también se recupere del esfuerzo.

Las uñas de tu bebé también pueden haber crecido mucho en tu interior, aunque todavía son muy blandas. Puede ser que quieras cortarlas al nacer, pero deberías esperar un par de semanas a que su piel sea menos sensible para evitar dañarlo.

 

TU CUERPO:

Tu cuerpo se está preparando para el parto y puede ser que hayas empezado a tener secreciones vaginales debidas a que se incrementa el moco cervical. No te preocupes, no es la rotura de aguas, si es el caso ya verás como no dudarás de que ha llegado. Si rompes aguas avisa al médico, pues el parto llegará en las próximas 24 h.

Tu barriga puede haber cambiado de forma, ya que el bebé tiende a desplazarse hacia abajo para el nacimiento. Esto aliviará muchos de los síntomas que tenías debidos al parto.

Puedes estar experimentando contracciones de Braxton Hicks, que pueden ser algo dolorosas pero irregulares. Mientras no ocurran a intervalos regulares y no empiecen en la parte superior del útero, no tienen nada que ver con el parto. Estas contracciones irregulares sólo sirven para enviar más sangre a la placenta.

Tus hormonas están volviendo a cambiar y a hacer de las suyas, así que es posible que te sientas algo decaída o abrumada. Ya queda poco, ¡ánimo y no te rindas! Por culpa de las hormonas también puedes estar más hinchada. Si esto te molesta mantén los pies en alto y tu piel bien hidratada para mitigar los síntomas.

A estas alturas el aumento de peso y la barriga no te permitirán ni atarte los cordones de los zapatos y puede que te estén provocando dolores de espalda. Descansa todo lo que puedas pero no olvides tus paseos diarios para hacer ejercicio y estimular el parto.

 

SALUD Y CONSEJOS:

No te preocupes si el bebé no nace el día esperado, pues sólo un 5% de partos cumplen la fecha del parto. Tampoco le tengas miedo a la cesárea, ya que aunque asuste un poco es el método más seguro para que nazca tu bebé.

Aunque no tengas demasiadas ganas de comer deberías ingerir unas 2500 calorías de comida sana al día, y deberá rondar las 3000 Kcal si vas a dar el pecho al bebé una vez este nazca.

Que sepas, que el parto no sólo se manifiesta con la rotura de aguas, sino también con las contracciones. Si empiezas a notarlas cronométralas para saber cuánto tiempo pasa entre contracción y contracción y cuenta cuánto duran. La mayoría de los hospitales recomiendan dirigirse al paritorio cuando las contracciones sean de 1 minuto de duración y pasen 5 minutos entre una y otra. Si este ritmo se mantiene durante 1 hora, enhorabuena, ¡estás de parto!

¿Puedes hacer algo para inducir el parto si ya has salido de cuentas? Pues sí, que sepas que dar paseos, mantener relaciones sexuales o estimular tus pezones puede ayudarte a inducir el parto, así que no dudes en practicarlas.

Y nada más, tened el equipaje preparado para ir al hospital, porque dentro de poco vais a conocer al nuevo miembro de la familia. Eso sí, ¡nada de estrés, que todo va a salir bien!

MonicaL nombre

Continuar leyendo
Valora este artículo del blog:
0
684 Hits
0 Comentarios

Octavo mes de embarazo. Semana 32 - 36.

coconuts

 

Al inicio de este mes tu bebé debe pesar ya más de 1.5 Kg y para cuando acabe llegará a los 2.7 kg de peso y el tamaño llegará a ser el de un coco entero.

Tu bebé está ya casi del todo preparado para nacer y lo que hará en las últimas semanas será, sobretodo, ganar peso, así que no tengas prisa: mientras más tiempo esté en tu tripita mejor preparado estará al nacer.

Eso sí, ten en cuenta que ¡Si esperas gemelos el parto llegará en cualquier momento!

 

TU FUTURO BEBÉ:

El espacio de tu bebé en el útero se ha vuelto reducido, de manera que sus movimientos serán más limitados aunque no deje de moverse bastante a menudo y a finales de este mes tu bebé pasará un 90% del tiempo durmiendo. Eso sí, si notas una disminución en la frecuencia de sus movimientos debes informar al médico.

A tu bebé ya le funcionan los 5 sentidos y se pasa el día probándolos para que estén listos cuando salga. Escucha vuestras voces, observa todo lo que tiene a su alrededor y ya puede hasta diferenciar entre el día y la noche.

Sus huesos se están endureciendo, aunque el cráneo todavía no es sólido y no está fusionado aun para facilitar su nacimiento.

Su sistema inmune ya funciona de manera autónoma a parte del de la placenta igual que su sistema digestivo.

 

TU CUERPO:

Tu útero está muy grande y queda poco espacio para el resto de órganos, con lo cual la falta de respiración, el estreñimiento, las ganas constantes de hacer pis y el ardor de estómago pueden formar parte de tu vida diaria. Al menos, hasta que tu bebé se haya colocado para el parto, cabeza abajo en la zona de tu pelvis, lo que hará desaparecer estos síntomas. Notar patadas en las costillas es un buen indicio para saber que el bebé ya se ha colocado en esta posición.

Las articulaciones de tu cadera ya se están ablandando preparándose para el parto y puede que empieces a sentirte como un pato dando zancadas de un lado a otro. Entre eso y la tripita que cada día está más grande puede que te sientas un poco torpe e incluso que necesites a tu pareja para ponerte los calcetines y zapatos o cortarte las uñas de los pies.

La mayoría de las mujeres tienen problemas para dormir en esta última etapa, por todas las molestias ocasionadas por el embarazo y por los pensamientos acerca del bebé. No te obsesiones, tu cuerpo te está preparando para dormir menos y que estés entrenada cuando nazca el bebé.

También es normal la aparición de sangre en tu ropa interior, señal de que el cuello del útero se está preparando para el parto, aunque puedes tardar aún semanas. Además, si el calostro, la primera leche del bebé, aun no se ha manifestado prepárate para que aparezca pronto.

A partir de ahora tu peso aumentará unos 450 g por semana y probablemente ya hayas engordado entre 11 y 15 Kg a estas alturas. Que no te preocupe, ten por seguro que la mayoría los perderás en un sólo día y que el resto se irá fácilmente, especialmente si le das el pecho al bebé.

 

SALUD Y CONSEJOS:

Como se recomienda durante todo el embarazo, come en pequeñas cantidades y muy a menudo, sigue una dieta sana con suficiente fibra y sigue bebiendo mucha agua para evitar al máximo los efectos indeseables del embarazo. Si ves que tienes mucho ardor de estómago por las noches, puedes dormir con la cabeza y los hombros un poco levantados para reducir esta sensación.

La manera de metabolizar el azúcar en mujeres embarazadas cambia, con lo que puede ser que te sientas un poco débil o mareada antes de las comidas. Un tentempié saludable puede aliviar esta sensación de mareo, así que no lo dudes.

También será importante caminar, estate de pie y sentarse bien recta para minimizar los dolores de espalda y no te olvides de los ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos pélvicos, ya que si los tienes fuertes la recuperación tras el parto será mucho más rápida.

No olvides que tu cuerpo consume mucha energía para preparar el nacimiento del bebé, así que descansa todo lo que puedas. Te aconsejamos que tengas preparado el equipaje para el hospital y un plan B por si tu pareja no está en casa en ese momento, si tienes más hijos para saber con quién se van a quedar o si surge algún imprevisto de última hora.

Habla con tu médico de las opciones que tienes para dar a luz y estate alerta de los síntomas del parto, como la pérdida del tapón mucoso o las contracciones, pero no te obsesiones. Eso sí, pregúntale todas las dudas y miedos que tengas para que cuando llegue el momento estés lo más tranquila posible.

Si notas síntomas como hinchazón severa o repentina, dolor abdominal, vómitos, náuseas, dolores de cabeza fuertes o manchas en la visión no esperes a la próxima visita, ves al médico de inmediato.

Y por último te recomendamos que ultimes todos los detalles para el nacimiento del bebé, pues puede que te falten cosas para comprar, ¡No olvides la sillita para el coche! ¿Has preparado ya la casa a prueba de bebés? Si no lo has hecho todavía un buen truco es ponerte a gatear y buscar todos los puntos peligrosos: cables de electrodomésticos que podrían caerse sobre el bebé de un tirón, lugares donde podría quedar atrapado o donde podría hacerse daño, etc.

¡Ya queda poco papis, en nada tendremos a nuestro bebé por aquí!

MonicaL nombre

Continuar leyendo
Valora este artículo del blog:
0
309 Hits
0 Comentarios

Séptimo mes de embarazo. Semana 27 - 31.

piña blog

 

Enhorabuena mami, ¡Ya has acabado tu segundo trimestre de embarazo y entramos de lleno en el último! Que sepas que tu bebé, en caso de un parto prematuro tiene muchísimas probabilidades de sobrevivir, más del 80%.

Durante este mes tu bebé superará el Kilogramo de peso, llegando en algunos casos a pesar, incluso, 1.5 Kg y el tamaño será aproximadamente el de una piña.

 

TU FUTURO BEBÉ:

El líquido amniótico ha disminuido, por eso notaremos de forma más acentuada los movimientos del bebé, que como podrás notar estará lleno de energía.

Sus ojos empiezan a abrirse durante este mes y puede incluso parpadear. Además sus pulmones ya se van preparando para respirar y ha empezado con el reflejo de chuparse el dedo para ir practicando el amamantamiento.

Sus ondas cerebrales ya son iguales a las de un bebé recién nacido, el tamaño de su cabeza es más proporcionado a su cuerpo y, si esperas un niño, sus testículos ya habrán bajado completamente.

 

TU CUERPO:

Tu útero está muy grande y cada vez más cerca de tu caja torácica, por lo que es común la falta de respiración. Es un síntoma que puede ser muy molesto, pero no te preocupes porque no afectará a la salud del bebé.

Debido al tamaño de tu útero, tu vejiga también puede verse presionada, lo que te hará correr al baño con frecuencia, igual que tu estómago, así que es posible que sólo puedas comer pequeñas cantidades cada vez.

Es importante que tu médico lleve un control de tu presión arterial i de tu azúcar, ya que puedes sufrir de diabetes gestacional y volverte intolerante a la glucosa. Algunas veces, incluso, el impacto emocional del embarazo puede llevar a fallos de memoria, lo que se conoce como amnesia gestacional. Tú coméntale todos estos síntomas a tu médico y no te quedes con las dudas.

Si tus análisis de sangre mostraron que eres Rh negativo te pondrán una inyección para prevenir complicaciones en futuros embarazos, ya que durante el parto tu sangre y la del bebé se mezclan y si tu bebé es Rh positivo podría dar complicaciones.

Tus pechos han vuelto a crecer, igual que tus pezones, que pueden hacerse más grandes y oscuros. Tu energía puede estar por los suelos, así que practica ejercicios de respiración, intenta relajarte y descansa lo que creas necesario.

Usar zapatillas sin cordones será de lo más práctico, ya que te costará llegarte a los pies con tu tripita que estará más y más grande cada día.

 

SALUD Y CONSEJOS:

Hay dos consejos básicos durante los últimos meses de parto:

- Si notas una hinchazón extrema y una subida repentina de presión arterial ves rápido al médico, pues puede tratarse de preeclampsia. Para evitar esto sigue manteniendo una dieta sana y evita la cafeína. Además intenta mantenerte bien hidratada bebiendo agua suficiente.

- Si tienes más de 5 contracciones en una hora también deberías consultar con el médico, ya que aunque tener alguna contracción es normal, puede ser un parto prematuro. Asegúrate de tener todos los teléfonos importantes a mano por si acaso. Existen otros síntomas de parto prematuro a parte de las contracciones, como son un aumento de la secreción vaginal, presión en la zona inferior pélvica o unos calambres parecidos a los de la menstruación.

 

Es un buen consejo tener preparada la bolsa que necesitarás llevarte al hospital durante el parto, ya que te evitará estrés y nervios cuando llegue el momento. Si quieres saber qué tienes que llevarte consulta este apartado de nuestro blog.

También es un buen momento para empezar a leer sobre el cuidado de bebés, así los papis estaréis totalmente preparados cuando llegue el momento.

MonicaL nombre

Continuar leyendo
Valora este artículo del blog:
0
283 Hits
0 Comentarios

Sexto mes de embarazo. Semana 22 - 26.

coliflor

 

¡Felicidades mami, tu bebé ya debe pesar más de medio Kilo y tu tripita se está haciendo cada vez más grande!

Piensa que pasado este mes, se incrementan las posibilidades de supervivencia en caso de un parto prematuro. Así que venga, a por el último esfuerzo.

Tu conexión con el bebé es ya mucho más fuerte, puedes notar todos sus movimientos incluso saber que se ha sobresaltado con algún ruido fuerte. Puede que llegues a notar los movimientos de tu bebé cuando tiene hipo.

 

TU FUTURO BEBÉ:

Durante este mes tu bebé experimenta un acelerón en su crecimiento, llegando a tener hasta el tamaño de una coliflor. Se habrá formado grasa debajo de su piel, de manera que ya no será translúcida y empezará a servirle como protección.

Durante este mes se empieza a desarrollar su memoria, así que  las voces o músicas que oiga antes de nacer pueden quedársele grabadas. Háblale, cántale o enséñale tus grupos de música favoritos.

 

TU CUERPO:

Tu cuerpo se está preparando para alimentar a tu hijo después del parto, así que puede ser que empieces a segregar líquido por los pezones a cualquier hora del día. Si te resulta muy molesto, que sepas que en la Farmacia se venden unos discos absorbentes para los senos, muy útiles en estos casos. Por supuesto tus senos estarán mucho más grandes, lo que puede provocar dolores en los hombros. No escatimes y usa buenos sujetadores premamá.

Suele ser durante este mes cuando aparecen las primeras estrías, así que espero futura mami que hayas tenido tu piel bien hidratada y hayas usado una buena crema antiestrías en los meses anteriores para evitarlas. También pueden salir manchas o sarpullidos en tu piel que desaparecerán después del parto y que son debidas a las hormonas, que aparte pueden estar dándote algunos dolores de cabeza (literalmente).

Se ha vuelto difícil e incómodo quedarte quieta mucho tiempo en la misma posición. Además, tu centro de gravedad ha cambiado y es normal sentirse insegura al caminar. Sólo te daré un consejo: ¡Cuidado con las escaleras!

Y por último quiero hacerte saber lo que son las contracciones de Braxton Hicks, que pueden comprimir tus músculos uterinos, duran uno o dos minutos y normalmente no son dolorosas. Se diferencian con las contracciones del parto porque no siguen una pauta.

 

SALUD Y CONSEJOS:

Entre los dolores de espalda, los calambres que puedes tener en las piernas (especialmente en los gemelos) y el cambio del centro de gravedad de tu cuerpo, desaconsejo totalmente el uso de talones altos.

Si el dolor de espalda es constante y no se va ni con masajes te recomiendo que uses un cinturón pélvico, ya que este síntoma irá a peor a medida que avance el embarazo y el cinturón puede ayudarnos a sobrellevar esta carga extra para tu cuerpo.

Recuerda que estás ganando peso con tu embarazo, pero que es importante hacerlo de manera controlada, así que ten siempre a mano tentempiés sanos para proporcionar nutrientes a tu bebé y no calorías. Si además incrementas la ingesta de fibra en tu dieta, reduces la posibilidad de sufrir hemorroides.

Otro de los motivos por los que deberías cuidar de tu dieta es para reducir el riesgo de sangrado de encías o la anemia, así que ya sabes, alimentos ricos en hierro.

Puede ser que las estrías te empiecen a picar, así como otras zonas de tu piel. Es importante el uso de crema hidratante y puedes dejarla en la nevera para que esté fresquita y te proporcione un alivio mayor. Evita lo máximo posible los productos para tu piel que contengan jabón, alcohol y el agua con mucho cloro.

Y por último, animaos si tenéis planeado ir viaje, ya que la mayoría de aerolíneas dejan viajar hasta los 8 meses de embarazo. No olvides pedir un informe a tu médico y mantente hidratada durante el trayecto. ¡Disfruta de los últimos momentos a solas con tu pareja, que cuando nazca el bebé esto será imposible!

MonicaL nombre

Continuar leyendo
Valora este artículo del blog:
0
204 Hits
0 Comentarios

Quinto mes de embarazo. Semana 18 - 21.

banana

 

Mamá, no sé si te has dado cuenta, pero ¡ya estás en el ecuador de tu embarazo!

Posiblemente durante este mes y mediante las ecografías de rigor, podrás conocer el sexo de tu bebé y empezar a pensar qué nombre le ponéis. Esto puede ser tremendamente divertido y te darás cuenta de que tienes más claro los nombres que NO quieres que los que SÍ.

Es un buen momento para hacer algún viaje o escapadita de fin de semana, ya que cuando nazca el bebé tendéis muy poco tiempo para vosotros.

Seguramente ya tengas todo tu armario repleto de ropa premamá, o al menos los pantalones, así que también es la época ideal para empezar a asistir a clases de parto, ya que en muchos casos ayudan a aliviar los miedos que puedas tener al respecto.

 

TU FUTURO BEBÉ:

Tu bebé ya se pasa unas 6 horas al día despierto dentro de tu barriga, y para que te vayas acostumbrando a lo que viene, mami, suele estar más activo justo cuando te vas a dormir.

Durante este mes tu bebé puede llegar a multiplicar su peso por seis, y es que a partir de ahora se dedicará casi exclusivamente a ganar peso, pues el resto de su cuerpo está desarrollado completamente y ya tiene forma de bebé, con piernas y brazos proporcionados y rasgos faciales completamente definidos.

A finales de este mes tendrá la medida de un plátano.

 

TU CUERPO:

Tu cuerpo ya se ha acostumbrado a las hormonas y experimentas menos cambios de humor. Eso sí, puede ser que vuelvas a tener acné como cuando eras adolescente, tu piel esté más seca o incluso presentar algún sarpullido o melasma, que son unas manchas más oscuras en la cara y que desparecerán después del parto. Mantén tu piel hidratada para evitar consecuencias mayores.

Seguirás aumentando de peso, pero vigila que sea de forma saludable y según lo marcado por tu médico para evitar enfermedades tuyas como hipertensión, diabetes, dolores de espalda excesivos, varices, etc. y enfermedades del bebé como diabetes, artritis u obesidad.

Tu útero está muy grande y ya alcanza tu ombligo, que  puede empezar a abultarse. Por este motivo puede que tengas más ganas de hacer pis o dolor en la zona lumbar por la presión de tu bebé. Puede que ya notes movimientos bruscos por debajo del ombligo, ya que tu bebé está ejercitando brazos y piernas.

Al acostumbrarte a las hormonas, puede que te haya vuelto el deseo sexual, y aunque necesites maniobras para encontrar una posición cómoda, es seguro tener relaciones sexuales, a no ser que tu médico te lo haya desaconsejado por algún motivo.

 

SALUD Y CONSEJOS:

Debido al aumento de flujo sanguíneo de tu cuerpo, puede ser que sufras mareos o incluso desmayos. Si esto ocurre, levántate lentamente si estas recostada para evitarlo y coméntalo con el médico. Beber agua con frecuencia y comer alimentos con gran cantidad de energía como los plátanos o frutos secos, también nos será de mucha ayuda.

Intenta hacer ejercicio (siempre consultándolo antes al médico para saber cuál es el adecuado para ti), pero tómatelo con calma y no hagas sobreesfuerzos.

Puedes notarte hinchada debido a los gases, come alimentos con fibra, frutas y verduras para eliminarlos, y la retención de líquidos en las piernas, con lo que te aconsejamos que las mantengas elevadas cuando estés sentada o tumbada.

El ardor de estómago también es un síntoma común. Intenta evitar las comidas grasientas y no te tumbes justo después de comer, ya que propicias que el ácido del estómago suba por tu tubo digestivo y tengas la sensación de ardor. También puedes consultar con tu médico o farmacéutico, ya que hay antiácidos que puedes tomar y que no afectan a tu bebé.

MonicaL nombre

Continuar leyendo
Valora este artículo del blog:
0
174 Hits
0 Comentarios
 

Logo2b

Av. Camí del Mas, 12B
08192 Sant Quirze del Vallès (Barcelona)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visítanos

mapa3cantons

FOOTER Información legal

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.